Filosofía del Yoga

La palabra Yoga en sánscrito significa: atar, juntar, unir y enlazar. También significa unión o comunión. Uno puede ver la práctica unificadora del Yoga, por ejemplo, cuando enlazamos movimiento y respiración, juntando cuerpo con alma, juntando el alma con lo divino.
Patanjali es el autor de las Sutras de Yoga. Según fuentes diferentes fueron escritas entre el 200AC y el 500DC. A Patanjali se le ha considerado a menudo el creador del Yoga por su trabajo vital y su obra magníficamente pequeña en volumen pero extensa en profundidad.

En sus sutras está la más temprana referencia a las ocho extremidades del Yoga. Que son:
  • Yama (disciplinas éticas de cara a la sociedad: no violencia en la manera en que actuamos, hablamos o pensamos, sinceridad, no robar, continencia, no avaricia)
  • Niyama (disciplinas con nosotros mismos: pureza, continencia, austeridad, auto estudio y rendición que emerge de forma natural desde el amor profundo por Dios)
  • Asana (posturas corporales)
  • Pranayama (control de la respiración)
  • Pratyahara (interiorización de los sentidos, estar en paz con lo que hay y no perseguir constantemente la satisfacción de los 5 sentidos. En otras palabras, también es autocontrol. Significa también ser capaz de concentrar nuestra atención hacia adentro, para concentrarnos en nuestro centro)
  • Dhyana (meditación; un flujo consciente y estable de atención dirigido a un punto)
  • Samadhi (estado mental ideal, cuando se comprende la unión del individuo con el cosmos)

Si le preguntáramos a Patanjali cual es la última finalidad del Yoga, seguramente respondería que: "La práctica de Yoga debe reducir las impurezas físicas y mentales. Tiene que desarrollar nuestra capacidad de auto-examen y conexión espiritual".

¿Cuales son las Impurezas y Los Obstáculos?

Patanjali escribió sobre las Impurezas u Obstáculos que se ponen en nuestro camino hacia un progreso espiritual. ¿Pero qué son exactamente?

    Físicamente

  • Enfermedad
  • Falta de Interés o pesadez/li>

    Mentalmente

  • Duda
  • Orgullo y Apatía
  • Holgazanería
  • Falta de disciplina con los sentidos
  • Intelectualmente

  • Mala percepción o ilusión
  • Espiritualmente

  • Imposibilidad de encontrar un base estable para seguir un camino espiritual
  • Falta de equilibrio sentimental al llevar una vida espiritual

Los siguientes síntomas: tristeza, depresión, temblor del cuerpo y respiración irregular, nos indican con qué intensidad están los obstáculos presentes en nuestro camino. Para sobreponerse a esto, uno tiene que estar dedicado y entregado a un solo tipo de práctica sin interrupciones y con voluntad, en lugar de probar muchos sistemas diferentes durante períodos cortos.

Además, una actitud de simpatía, compasión con los que sufren, sintiendo dicha con las personas que estén contentas y aceptando situaciones que son placenteras y dolorosas por igual, traerá paz y conciencia. El cultivo de esta actitud mental es importante para una vida espiritual (o simplemente sana).

Estos obstáculos están en nuestro camino hacia la percepción clara, y son las causas de nuestro sufrimiento. Pueden ser disminuidos, y con ello el sufrimiento aliviado, con la práctica de Yoga, nos asegura Patanjali.