Recomendaciones

Recomendaciones para antes, durante y después de la clase

Compartir

Hazme conocer siempre tus condiciones físicas antes del comienzo de la clase. Una migraña, menstruación y tensión muscular o emocional, son condiciones que influencian nuestra práctica y tenemos que tomarlas en consideración.

Liviano

Es recomendable practicar con el estomago vacío. Es recomendable no comer nada durante al menos dos horas antes de la clase. Si tiene que comer algo, que sea ligero como yogurt o fruta.

Ropas

Lleva ropa holgada o elástica. Materiales naturales, como el algodón, son preferibles, para la mejor respiración de tu piel. Esto es especialmente importante si sudas mucho. Pantalones de Yoga o pantalones cortos son una buena opción.

Alfombrilla de Yoga

Es mejor practicar con tu propia alfombrilla de Yoga. Te darás cuenta de que te vuelves más sensible a los olores y el olor del sudor de otras personas te puede desconcentrar. De todas maneras puedo traer una alfombrilla extra a las clases.

Refrescante

Si es posible tomarse una ducha rápida antes de la clase sería beneficioso porque te refrescaría no sólo física sino también mentalmente.

Invierno

Prepara por favor calcetines calientes, una camiseta de mangas largas y una manta para la Shavasana.

Teléfono móvil

Por favor apaga tu celular durante la clase. Es tu propio tiempo ahora. Asegúrate de que puedas estar inalcanzable una hora y media de tu vida; de nos ser posible, esto podría señalar un desequilibrio en tu vida.

Mente abierta

Empiece con estado mental abierto. Estamos aquí para practicar, para aprender, para jugar, para caer y levantarnos de nuevo. Cada crecimiento está acompañado de dolor. Cuando nos crecieron los dientes, cuando aprendimos a caminar- todos nos caímos y lloramos. Así que si forma parte del juego podemos también disfrutarlo. Nos podemos sentir incómodos al principio con las Asanas y/o con nuestros cuerpos, pero es sólo la fase inicial, con el paso del tiempo nos enamoraremos del Yoga. Permitámonos ser amables y cariñosos hacia nosotros mismos. Permitámonos disfrutar de lo que podemos hacer hoy y dejar nuestras preocupaciones y miedos solos "Ay, soy tan poco flexible y ay, mis piernas no llegan a la parte trasera de mi cabeza?". Si dejamos de prestarles atención a nuestras preocupaciones y miedos, desaparecerán por si mismos (o al menos disminuirán). Recordemos que una vez hemos empezado a practicar Yoga, significa que hemos tomado la decisión de cuidarnos. No estamos sólo interesados en adelgazar y ser fuertes y flexibles, hemos tomado la decisión de practicar la relajación y abrir el corazón hacia nosotros mismos y los demás. Así que no hay ninguna competición olímpica en la que tenemos que participar, de hecho no tenemos que llegar a ninguna parte, estamos aquí simplemente para escuchar y conectar con nuestro magnífico cuerpo.

"Sólo podemos superar nuestras limitaciones una vez las hayamos reconocido."
B.K.S Iyengar